La repetición es la mejor vía de lograr asentar una imagen de marca personal. En algunos casos esta repetición centrada en el vestuario o los complementos ha logrado convertirse en icono del personaje.
hilary-clinton-pantsuit-1

Hillary y su modelo único, pero arcoiris

Aunque pueda haber pasado desapercibido, Hillary Clinton optó hace unos años por un modelo de vestuario – un traje pantalón-  que es buen ejemplo de uniforme-icono.
evolution of steve jobs fashion

SteveJobs y su uniforme

Jobs usó también la técnica del uniforme, además de haber confesado en su momento la comodidad de usar su “uniforme”. Puedes ver más sobre este caso en Steve Jobs: un hombre y su marca (de ropa)
 
iconochenchoarias
iconochurchill

Chencho Arias y su pajarita “á la Churchill”

A veces basta un complemento usado repetidamente para marcar el icono. Muy similar al caso Churchill que la usó desde su infancia hasta su muerte.
profesorconmismaimagen

El profesor  de secundaria y su uniforme de 20 años

Si preguntamos a los alumnos del instituto de Texas en 20 años a qué profesor recuerdan, podemos estar seguros de que obtendríamos una respuesta: Dale Irby. Un profesor que convirtió en icónica su presencia en el anuario (el libro de cada promoción con fotos de profesores y alumnos parecido a la orla europea)

Una oportunidad basada en la repetición visual

Winston Chruchill, Groucho Marx, Risto Mejide, Santiago Segura, Carrascal, son muchos los que han “iconizado” su imagen para facilitar el reconocimiento inmediato. Unos han empleado elementos más personales –  como el corte de pelo, el bigote – mientras que otros se limitan al uso sistemático de un complemento: las gafas, un sombrero, o un tipo de trajes, corbata o pajarita. Otros han recurrido a un gesto o un símbolo sobre su vestuario para marcar la diferencia. Incluso empleando ese “uniforme” como soporte publicitario para mensajes cambiantes.

iconosantiagosegura
Si buscas una forma de diferenciarte y, al tiempo asentar una imagen personal, la creación de tu “uniforme personal” puede ser una buena idea.
Recuerda que deberás ser muy sistemático y utilizarlo y reforzarlo continuamente  – en poses, fotos que distribuyas o emplees – hasta convertirlo en icono. Puede ser una buena opción para tu marca personal o marca profesional. Y asegúrate de que te gusta, porque no podrás dejarlo.
Descarga este artículo en formato PDF:
COMPARTIR
El movimiento Elocuent: Hemos emprendido un proyecto ambicioso y nuestro objetivo es que la oportunidad de la comunicación llegue a todas las personas. Puedes conocer mejor nuestra filosofía leyendo el Manifiesto Elocuent: nuestra palabra. Queremos que las personas puedan aprender a comunicarse mejor. Aprovechando lo que han avanzado las compañías y las tecnologías, pero sin perder de vista la humanidad, las emociones y los valores. Si tenemos éxito lograremos una sociedad más fuerte y avanzada, gracias a personas que saben comunicar, comunicarse y relacionarse mejor con su entorno.¿Te apuntas? - El método Elocuent Para facilitar la adopción de la oportunidad de la comunicación personal, para todos los públicos, hemos diseñado un método. Todo el contenido de esta web – y de todas nuestras actividades – está estructurado en torno a Elocuent: el método para marca personal que da respuesta a las preguntas: ¿quién soy?,¿qué digo?,¿qué doy?. Cualquier persona que desee alcanzar sus objetivos laborales, personales o de mejora profesional, puede aplicar estas técnicas desde hoy mismo