Cuando los productores de La La Land escucharon el nombre de su película en el momento final de la Gala de los Oscar no podían imaginar que unos minutos más tarde tendrían que dar un discurso para el que no estaban preparados.

Tras subir a escena a celebrar el haber ganado el premio a “mejor película” afrontaban el reto de dar un discurso ante una sala repleta, lo que se ha demostrado que puede destrozar los nervios hasta de avezados actores y directores.

Relacionado: La “Espantá” de Michael Bay (Transformers,Armageddon, …) y cómo evitar el pánico escénico

Pero con lo que no contaban era con que tendrían que improvisar una acción de comunicación y, además, logrando hacerla de forma impecable.

Ahora podemos aprender de cómo esos productores- al menos Jordan Horowitz –  no solo reaccionaron de forma que el error quedaba resuelto, sino que, además, demostraron ser unos comunicadores ganadores en el mismo momento en el que perdían un Oscar.

Por un error con los sobres los actores encargados de anunciar el ganador a mejor película leyeron el título de la película que había obtenido el premio a Mejor Actriz.

Warren Beatty ya mostró dudas en el momento de leer el sobre… por lo  que acabó pasándolo a su compañera de reparto en Boney and Clide que acabó leyendo “LA LA LAND”.

La elegancia del productor Jordan Horowitz

Tras pasar el trago de saber, entre murmullos de la organización, que se había producido el error, uno de ellos  – el productor ejecutivo Jordan Horowitz (@jehorowitz )  – no dudó en tomar la iniciativa, y tomando control total del evento, anunció que la película ganadora era otra.

Además de comunicarlo de forma sencilla y efectiva a toda la sala, se aseguró de dirigirse a los verdaderos ganadores para hacerles saber que no era una broma y que efectivamente “Moonlight” era la galardonada.

Además, en un magnífico gesto de comunicación eficaz, el productor cogió el sobre de la mano de los presentadores y lo mostró a todo el mundo. Demostrando que quien domina la comunicación adquiere el liderazgo, especialmente en una situación de crisis, el productor de La La Land se ofreció para entregar la preciada estatuilla dorada “en persona” ante los presentadores oficiales del evento que aún trataban de solventar la situación con risas y bromas.  El hecho de que quien “tenía el Oscar” lo entregara tiene una significación importante que los organizadores de la gala deberían agradecer, ya que resolvía el problema y, además, le dotaba de toda la autoridad al ganador con su elegante, proactivo y eficaz gesto. Sin mostrar más que un foco total en resolver el problema, además logró evitar que la situación le afectara, cómo se puede ver en las caras del resto del equipo del musical que trataba de asumir que el Oscar no era para ellos.

Con este gesto no solo consiguió un efecto positivo ante una situación crítica, sino que, además, tuvo una capacidad de reacción impecable, controló los nervios y demostró ser todo un caballero.

El detalle de Warren Beatty.

Pese a no haber sido el que dijo el nombre equivocado en voz alta, el galán Beatty dió también un paso adelante y asumiendo su parte de responsabilidad dio una breve explicación del error. Un segundo caballero en escena.

Tras esto, el jocoso presentador de la sala, viendo cómo Horowitz y Beatty afrontaban la situación, finalmente les imitó asumiendo toda responsabilidad. Aunque parecer ser que el error fue en realidad de PriceWaterHouseCooper, empresa que desde hace 70 años es la encargada de custodiar los sobres que contienen los nombres de los ganadores de los Oscars. La compañía ha pedido perdón través de un comunicado publicado en su cuenta de Twitter en que el aseguran que “los presentadores recibieron erróneamente el sobre de la categoría equivocada y cuando se descubrió, se corrigió inmediatamente. Actualmente estamos investigando cómo podría haber ocurrido esto, y lamentamos profundamente que esto haya ocurrido. Apreciamos el humor con la que los nominados, la ABC y Jimmy Kimel manejaron la situación”.

Una vez acabada la ceremonia el productor Horowitz habló para la cadena de televisión la  E! donde declaró que “yo soy productor, enlazo cosas y cambio su dirección y las hago avanzar. Justo acababa de terminar de decir cuánto amor había en la comunidad, cuánto deseaba hacer un trabajo diferente y audaz, y así ser capaz de poner aquello en marcha, y hacerlo realidad empujando a aquellos chicos al escenario y dándoles el premio que habían ganado… No quiero decir que fuera un honor pero…”.

En Hollywood no todo tiene un final feliz, a veces los dramas saltan en medio de la sorpresa, pero desde luego algunos sí que saben cómo comunicar . Y ahora lo importante, ¿qué hubieras hecho tú? ¿Has tenido que gestionar una situación parecida? La mayor enseñanza es que tomar la iniciativa y comunicar es la mejor forma de solucionar cualquier problema propio o ajeno. 

Descarga este artículo en formato PDF:


Esperamos que te haya gustado " Corregir un error al estilo del productor de Hollywood Jordan Horowitz ".
Ahora te toca a ti :
Comparte:
No olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.
Comenta: Aprovecha para dejarnos tus reacciones en el espacio situado más abajo.
Comunica: Si te interesa formarte o necesitas ayuda con tu comunicación personal en Elocuent podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros por teléfono: +34 916 307 552 , email:info@elocuent.com o en nuestras redes sociales.
También puedes darte de alta en nuestra newsletter para seguir recibiendo contenido gratuito:
COMPARTIR
Creador de Elocuent, Autor del libro próxima publicación "Palabras de honor: cómo construir una imagen personal basada en la vida real". Ayudo en comunicación y marca a personas, emprendedores y PYMES (a las grandes cojo el teléfono solo si son simpáticas). Si quieres convertirte en un gran comunicador navega ahora mismo por Elocuent y sigue el método #SoyDigoDoy Periodista(Prensa, Radio y TV), profesional de la Publicidad y 20 años en Consultoría de Comunicación y Reputación, fundando y liderando el que ha sido uno de los mayores grupos españoles(ImageGroup). Me han escuchado (a veces hasta hecho caso) grandes marcas y directivos - Nokia, Motorola, Telefónica, Cisco, Warner, ICEX,Diageo, L'Oreal, BlackBerry, Imaginarium, Ferrari, Acciona,... - también políticos, emprendedores, empresarios y personalidades públicas. A todos les conoces, en parte por mi culpa. Si no les conoces, también es culpa mía. Doy clases en escuelas de negocio -IESE, ICADE, IE, ENME,Escuela Europea de Negocios,Master Real Madrid, IIR, ADEN... - Universidades como IE University, Complutense. Imparto cerca de 100 sesiones y charlas al año, además de decenas de formaciones a ejecutivos y empresas, y soy colaborador habitual de diversos medios como Ticbeat, RNE, Intereconomía, RTVE, Telemadrid,...