Un anuncio revolucionario… de hace 30 años

En 2014 se cumplió el 30 aniversario de un anuncio esencial que se emitió en el intermedio de la SuperBowl de 1984: el mítico spot «1984» de Apple.

On January 24th, Apple Computer will introduce Macintosh. And you’ll see why 1984 won’t be like «1984»
(El 24 de enero, Apple Computer presentará Macintosh, y usted verá por qué 1984 no será como «1984»)

El anuncio mostró que una compañía que entonces no era la líder del sector en el que se movía, podía emplear la osadía, los mensajes emocionales y la concentración de esfuerzos en cambiar el mundo. Un objetivo que, visto su desarrollo desde entonces, podemos decir que no se quedó en promesa.

Treinta años despues de aquella atrevida acción de promoción, que invirtió por emitir en la carísima Superbowl y preparó una campaña complementaria reservando toda la publicidad de varios medios nacionales, el mundo sin duda ha cambiado gracias en buena medida a la empresa que protagonizaba el anuncio.

Las claves del éxito

Concentración

En lugar de llevar a cabo una campaña masiva, Apple se concentró en un carísimo minuto de Superbowl, el momento de máxima audiencia hasta ese momento. Se puede decir que se la jugó a una sola carta, pues concentró el grueso de su inversión en esos 60 segundos cruciales.

Viralidad (al estilo de los 80)

El equipo de Apple se aseguró de distribuir copias del anuncio a todas las televisiones y programas informativos para lograr el efecto viral más deseado de la época: que todos los informativos hablaran del anuncio. El coste que hubiera tenido en publicidad ocupar el espacio informativo generado por la campaña se calculó en 5 millones de euros de entonces.

Refuerzo

Tras ver el primer montaje provisional del spot -rodado, por cierto, por el cineasta Ridley Scott que siempre lo definió como «una película»-, Jobs pidió a su jefe de publicaciones un trabajo extra. Al parecer Jobs pensaba que el impacto del anuncio iba a ser tan grande que se generaría un vacío de información. Por tanto, encargó a su equipo llenar ese vacío con inserciones en medios de hasta 32 páginas explicativas. Apple gastó 2,5 millones de dolares en reservar toda la publicidad del número post-elecciones del Newsweek.

Osadía

El provocador lenguaje visual del spot consiguió que el público identificara automáticamente como “los malos” al principal competidor de Apple y líder del mercado: IBM. Pero conviene recordar que el consejo de administración de Apple recibió con frialdad la propuesta del anuncio cuando les fue mostrada. De hecho, el otro fundador  de Apple, Steve Wozniak, se ofreció a pagar de su bolsillo la mitad del anuncio si Jobs pagaba la otra mitad.

Emoción

Apple contrató a Ridley Scott, que dos años antes había lanzado Blade Runner, pero que provenía del mundo de la publicidad antes de dar el salto al cine. De hecho, Scott estaba contratado para hacer otro anuncio de producto, y el de 1984 se coló en el paquete de producción. Y Scott decidió dar a la idea de la agencia un enfoque cinematográfico y emocionante que dejara al espectador impactado. El efecto “¿qué ha sido eso?”.

Promesa

El anuncio prometía cambiar el mundo y revolucionar las bases de la forma de actuar. Y la compañía (aunque tardaría dos décadas en comenzar a hacerlo realidad) sin duda ha logrado mucho de lo que prometió.

Visión

El spot no era el lanzamiento de un producto concreto: lo que se anunciaba era una visión del mundo en el que Apple quería cambiar la forma de hacer las cosas. En lugar de hablar de las prestaciones de un ordenador en concreto, Jobs y su equipo apostaron por un anuncio que podría servir para cualquier momento futuro de la compañía.

Resultado

Pero sí había un producto, que aunque no aparecía en el spot, salió al mercado dos días después: el Apple Macintosh, con un interfaz gráfico sencillo y dos programas MacWrite y MacPaint. Todo por un “ajustado” precio de 2.495 dólares (inicialmente iba a costar 1.995 dólares, pero hubo que subirlo para compensar los costes de marketing). En términos adquisitivos de hoy en día, equivalen a unos 5.000 dólares. Se vendieron 70.000 unidades en cuatro meses.

El lado oscuro: faltaban 12 meses para despedir a Jobs

Un año despues de ese hito de ventas, Steve Jobs era relegado de los cargos en «su» compañía y pocos meses después la abandonaba totalmente. Estaría alejado de ella los siguientes 10 años, pero nunca dejó de mantener su visión del vídeo de 1984. Y finalmente regresó a ella para hacer lo que prometió en el anuncio de la Superbowl. Cambiar el mundo.

 

[sam_ad id=»2″ codes=»true»]


Esperamos que te haya gustado " El anuncio de 1984 con efecto 30 años después gracias a un hombre ".
Ahora te toca a ti :
Comparte:
No olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.
Comunica: Si te interesa formarte o necesitas ayuda con tu comunicación personal en Elocuent podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros por teléfono: +34 916 307 552 , email:info@elocuent.com o en nuestras redes sociales.
También puedes darte de alta en nuestra newsletter para seguir recibiendo contenido gratuito:

Únete ahora a más de 10.000 seguidores elocuentes

Podrás recibir artículos y consejos como este en tu e-mail para acelerar tu comunicación

Recibido, has dado el paso para convertirte en uno los seguidores Elocuent que reciben contenido gratuito por email para acelerar su comunicación. Sigue las instrucciones en la siguiente ventana que se abra en tu navegador.

Creador de Elocuent. Ayudo en comunicación y marca a personas, emprendedores y PYMES (a las grandes cojo el teléfono solo si son simpáticas). Si quieres convertirte en un gran comunicador navega ahora mismo por Elocuent o escucha nuestro podcast Comunicador(Prensa, Radio y TV), profesional de la Publicidad y 20 años en Consultoría de Comunicación y Reputación, fundando y liderando el que ha sido uno de los mayores grupos españoles(ImageGroup). Me han escuchado (a veces hasta hecho caso) grandes marcas y directivos - Nokia, Motorola, Telefónica, Cisco, Warner, ICEX,Diageo, L'Oreal, BlackBerry, Imaginarium, Ferrari, Acciona,... - también políticos, emprendedores, empresarios y personalidades públicas. A todos les conoces, en parte por mi culpa. Si no les conoces, también es culpa mía. Doy clases en escuelas de negocio -IESE, ICADE, IE, ENME,Escuela Europea de Negocios,Master Real Madrid, IIR, ADEN... - Universidades como IE University, Complutense. Imparto cerca de 100 sesiones y charlas al año, además de decenas de formaciones a ejecutivos y empresas,y me consultan de forma habitual desde diversos medios como RNE, Intereconomía, RTVE, El País, Expansión,Telemadrid,...