El Señor de los Anillos lectura

Un buen ejemplo del poder de comunicación de la tribu es el episodio que tuvo el autor de El Señor de los Anillos y el Hobbit con sus fans, cuando fueron pirateadas sus obras en Estados Unidos. J. R. R. Tolkien inventó una movilización de sus fans que cómo pequeños hobbits lucharon contra «el mal».

Una editorial hace «el Troll»

Aprovechando un resquicio legal, un editor americano avispado, publicó una edición en rústica de la trilogía del Señor de los Anillos. Con motivo de un retraso, Estados Unidos no había firmado La convención de Berna, documento por el que se establece el respeto a los derechos de autor de autores europeos. Aprovechando esta oportunidad, el editor americano Ace Books editó una versión en rústica sin autorización y sin remuneración al autor.

Para cuando Tolkien quiso hacer una publicación con otro editor, se encontró con que tenía que hacer un libro totalmente nuevo o revisado ya que el avispado editor «pirata» había logrado sacar su trilogía con anterioridad.
Aunque era técnicamente legal, era de una moralidad discutible, ya que el autor no recibía ni un céntimo de los derechos de autor. Soprendentemente los abogados, y el nuevo editor de Tolkien, no tenían ningún mecanismo para evitar la publicación de aquella trilogía.
La movilización de los medianostolkien letter

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue al propio Tolkien a quien se le ocurrió utilizar el mejor de los recursos: los fans que estaban empezando a leer con adicción sus textos en Estados Unidos.

El autor comunicó a su editor que iba a empezar a incorporar una breve nota en todas sus respuestas a cartas de fans de los Estados Unidos. En esa postdata les pediría que no apoyaran la edición pirata que estaba yendo en contra de sus derechos como autor. Y en cada una de esas notas personales les anunciaba la próxima publicación de la trilogía en un formato totalmente legal.
La forma de comunicar a su editor -casi sin darle importancia- el inicio de su proyecto sorprende por los resultados obtenidos: «Por cierto, me he marcado el propósito de incluir unas palabras en cada nota de agradecimiento a las cartas recibidas de los fans de los EE.UU, avisándoles de que la edición en rústica de Ace Books es «pirata» y que se ha producido sin el consentimiento de mis editores y el mio propio. Y por supuesto sin remuneración para nosotros». («Incidentally, I am making a point of including a note in every answer or acknowledgement of ‘fan’ letters from the U.S.A. to the effect that the paperback edition of Ace Books is piratical and issued without the consent of my publishers or myself and of course without remuneration to us.»)
La hermandad

De esta forma tan inteligente el autor de el Señor de los Anillos logró convertir a los fans agradecidos con el autor en fans enfadados con el editor pirata.

Tolkien lograba así avisar a sus propios fans de la injusticia que se estaba cometiendo con su obra, y de forma indirecta promocionaba su próximo libro. Pronto los nuevos clubs de fans en Estados Unidos iniciaron una campaña para denunciar lo que la editorial americana estaba haciendo, fuera de toda moralidad. Mandaron cartas a la editora y empezaron a involucrar a todo tipo de grupos.
Gracias al movimiento de los fans, que había empezado el propio autor con sus pequeñas postdatas en sus cartas, las ventas de la primera trilogía pirata empezaron a decaer, y se empezaron a producir reclamaciones en público de los fans. Para cuando a los clubs de fans, liderados por The Tolkien Society of America, se unió la Asociación Americana de Autores, la editorial ACE tuvo que dar su brazo a torcer y se lanzó a tratar de alcanzar un acuerdo con el autor.
El Retorno del Rey

Para cuando se lanzó la trilogía con el editor que si tenía un acuerdo con el autor, la propia editorial que había plagiado los textos alcanzó un acuerdo por los derechos con Tolkien. No reeditaría la obra y pagaría los derechos por los libros que se hubieran vendido y por los que se vendieran de las existencias.

La nueva edición contenía, además, de forma destacada en su contraportada un texto en el que el propio escritor llamaba la atención sobre que ésta sí era autorizada por el autor, mientras que la otra edición aún siendo legal, abusaba inmoralmente de los escritos del autor inglés.
En la contraportada de la edición autorizada apareció este texto titulado «UNA DECLARACION DEL AUTOR ACERCA DE ESTA EDICION AMERICANA», haciendo referencia a que «Esta edición en rústica, y no otra, ha sido publicada con mi consentimiento y cooperación. Aquellos que aprueben (un mínimo) de cortesía con los autores vivos comprarán esta edición, no otra». («A STATEMENT FROM THE AUTHOR ABOUT THIS AMERICAN EDITION – «This paperback edition, and no other, has been published with my consent and co-operation. Those who approve of courtesy, at least, to living authors will purchase it, and no other»).
Muchos fans que ya habían comprado la primera trilogía en rústica, hicieron el ejercicio de comprar la trilogía de nuevo en la edición que sí contenía derechos. El acuerdo posterior de Tolkien con el primer editor le reportó el doble de derechos de los que hubiera tenido incluso lanzando una sola edición legal. Además muchos fans regalaron a amigos y familiares esa segunda copia «de honor», dando mayor conocimiento a la obra.
Tolkien reconocía que haber tenido que crear una campaña en contra de la primera trilogía pirata, había constituido la mejor forma de promoción de sus libros en Estados Unidos. Como escribió en una carta antes de alcanzar el acuerdo con la editorial privada, ésta había sido la mejor forma de publicidad para promocionar su obra en el mayor mercado de habla inglesa.
Y todo gracias a contestar personalmente con unas pequeñas postdatas a las cartas recibidas de los fans que habían escrito una carta al autor.
Qué podemos aprender para nuestra marca personal

1. La compañía. Cultivar un grupo de seguidores, fans, aficionados, lectores, multiplica la posibilidad de llegada.
2. La comarca. Tratar personalmente a cada una de las personas que te siguen o te leen, provoca un efecto multiplicador de su respuesta. Responder en persona, además de una muestra de cortesía, constituye un vínculo humano de enorme poder.
3.La palabra. La más sencilla de las tecnologías, o una breve nota al pie de una carta, puede sustituir cualquier gran campaña mediática. Cuando muchos se unen, logran mucho. Y las palabras son el mejor motor del cambio.

Nota. Quiero agradecer a Santiago Posteguillo, uno de mis autores favoritos de novela histórica española, el haber desvelado este tema en un artículo del periódico Levante y en la compilación «La noche en que Frankenstein leyó el Quijote.»

 


Esperamos que te haya gustado " La guerra por la tierra media: Tolkien y sus fans ganaron la lucha contra el mal ".
Ahora te toca a ti :
Comparte:
No olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.
Comunica: Si te interesa formarte o necesitas ayuda con tu comunicación personal en Elocuent podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros por teléfono: +34 916 307 552 , email:info@elocuent.com o en nuestras redes sociales.
También puedes darte de alta en nuestra newsletter para seguir recibiendo contenido gratuito:

Únete ahora a más de 10.000 seguidores elocuentes

Podrás recibir artículos y consejos como este en tu e-mail para acelerar tu comunicación

Recibido, has dado el paso para convertirte en uno los seguidores Elocuent que reciben contenido gratuito por email para acelerar su comunicación. Sigue las instrucciones en la siguiente ventana que se abra en tu navegador.

Creador de Elocuent. Ayudo en comunicación y marca a personas, emprendedores y PYMES (a las grandes cojo el teléfono solo si son simpáticas). Si quieres convertirte en un gran comunicador navega ahora mismo por Elocuent o escucha nuestro podcast Comunicador(Prensa, Radio y TV), profesional de la Publicidad y 20 años en Consultoría de Comunicación y Reputación, fundando y liderando el que ha sido uno de los mayores grupos españoles(ImageGroup). Me han escuchado (a veces hasta hecho caso) grandes marcas y directivos - Nokia, Motorola, Telefónica, Cisco, Warner, ICEX,Diageo, L'Oreal, BlackBerry, Imaginarium, Ferrari, Acciona,... - también políticos, emprendedores, empresarios y personalidades públicas. A todos les conoces, en parte por mi culpa. Si no les conoces, también es culpa mía. Doy clases en escuelas de negocio -IESE, ICADE, IE, ENME,Escuela Europea de Negocios,Master Real Madrid, IIR, ADEN... - Universidades como IE University, Complutense. Imparto cerca de 100 sesiones y charlas al año, además de decenas de formaciones a ejecutivos y empresas,y me consultan de forma habitual desde diversos medios como RNE, Intereconomía, RTVE, El País, Expansión,Telemadrid,...