Víctor Sánchez, fundador de Elocuent, analizó  para RNE el debate Rubalcaba-Rajoy

Para escuchar el audio del programa

El esperado cara a cara electoral que han mantenido los candidatos del PP y PSOE a las elecciones generales del 20-N, ha dejado una jornada cargada de análisis y reflexión.

Xavier Coller, catedrático de sociología de la Universidad Pablo de Olavide ha asegurado que fue un debate “un poco encorsetado” por el formato que tuvo, pero que al mismo tiempo permitió ver algunos “destellos de debate”, es decir, alguna interacción entre los candidatos, preguntas a veces contestadas y otras no, “aunque fueron prácticamente monólgos intercalados“.

Por su parte, el experto en comunicación Víctor Sánchez del Real  ha afirmado que “hay una gran conclusión que no se le escapa a nadie y es que grandes parlamentarios no son necesariamente ni grandes oradores ni grandes comunicadores.  En este caso,  “profesionales bragados” en hablar en público “ayer mostraron enorme nerviosismo en varias partes del debate“, ha sostenido.

Pero los expertos no se ponen de acuerdo, la mayoría de los analistas aseguran que Rubalcaba se mostró agresivo y Rajoy “contemporizando”. Sin embargo, para Coller esto no fue así. “Rubalcaba no estuvo agresivo, estuvo inquisitivo en el sentido de preguntar”, explica.

Según el catedrático, Rubalcaba tenía una estrategia clara “que probablemente era la única que podía utilizar, la de movilizar al electorado indeciso que podría darle el voto al PSOE”. Para ello tenía que “poner de relevancia los fallos que él mismo había encontrado en el programa electoral del PP” y que podían servirle para atraer votos al programa de su partido.

Sánchez del Real, haciendo un símil futbolístico, ha mantenido que cada uno jugó el partido “que creía que le convenía a sus intereses”. Mientras Rajoy intentaba “un partido que buscaba el empate, Rubalcaba pretendía fundamentalmente romper el monolito Rajoy que dan las encuestas”.

Sin embargo, el experto en comunicación ha querido matizar que Rajoy jugó el partido y le convenía “pero a Rubalcaba no le convenía el partido que jugó, independientemente de la ideología, esperábamos mucho más de Rubalcaba y ayer la técnica no jugó a favor de un gran jugador como es él”.

El debate en las redes sociales

En lo que sí coinciden todos los expertos es en la importancia del uso de las redes sociales en la noche de ayer durante el debate. “Hubo tres debates”, ha asegurado Sánchez del Real, “el primero y el que probablemente tuvo más audiencia, el que no se vio porque hubo mucha gente que decidió hacer otras cosas”.

El segundo, el que se siguió por el canal tradicional de televisión y donde cada espectador “eligió verlo en el canal más afín a su ideología, por lo que al final también fueron diferentes debates, con los comentarios ideológicos, regionalistas o autonomistas de cada canal”.

Pero ayer la libertad de expresión se produjo en Twitter y otras redes sociales, donde, “sin el encorsetamiento del plató y en paralelo, se produjo un debate donde se involucraron muy intensamente los propios equipos de los candidatos” y en algunos casos apoyaron con datos lo que decían en cada momento.

El catedrático de sociología suma un cuarto debate, “el post-debate” porque todas las televisiones, periódicos y cadenas de radio están comentando ese debate a posteriori. Y, una vez más, “depende de donde se siga, el mensaje es uno u otro y esto no ayuda a clarificar posturas y contrastar ideas que es para lo que debería servir un debate”

Únete ahora a más de 10.000 seguidores elocuentes

Podrás recibir artículos y consejos como este en tu e-mail para acelerar tu comunicación

Recibido, has dado el paso para convertirte en uno los seguidores Elocuent que reciben contenido gratuito por email para acelerar su comunicación. Sigue las instrucciones en la siguiente ventana que se abra en tu navegador.