La glosofobia, el miedo o incluso pánico a hablar en público es una patología que sufre, según todos los estudios científicos, la mayoría de la sociedad. Un mal que nos afecta independientemente de la formación, el sexo o la edad. Esta patología está considerada una fobia social y está incluida dentro de los trastornos de ansiedad social, según el “Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V)” de la Asociación Americana de Psiquiatría.

Más miedo a hablar en público que a la muerte

Según la ciencia parece que lo de “me muero antes que hablar en público” tiene su base. El National Institute of Mental Health de Estados Unidos publicó un estudio en 2013 que revelaba que el 74% de los americanos sufre ansiedad al hablar en público, es decir, 3 de cada 4 personas. También se extrajo de este estudio que de las 10 fobias más comunes que sufre la población norteamericana, el pánico a hablar en público o miedo escénico ocupa el primer puesto, por encima incluso del miedo a la muerte, a las arañas o a la oscuridad. 

 

¿Por qué tenemos miedo o pánico a hablar en público?

Tener que hablar en público supone tener que exponernos a un público desconocido, a cientos de miradas que nos observan y nos juzgan. Al no estar acostumbrados a esa situación, a salir de nuestra área de confort, nuestro cuerpo reacciona haciéndonos saber que la única manera de sobrevivir a esa angustia, a esos sudores fríos y a esos temblores será salir corriendo sin dejar ni rastro. En estos momentos, incluso cuando nuestro intelecto superior ha pasado horas o días preparando un discurso o una powerpoint,  nuestro cerebro “reptiliano” o amigdala entra en funcionamiento y activa los mecanismos de huída. Por eso el entrenamiento, la práctica o el acompañamiento de algún experto en comunicación es la clave para superar este miedo tan extendido.

Sin embargo, a pesar de los malos momentos que nos conlleva hablar en público, la técnica de la oratoria es una disciplina que se aprende y que se debe entrenar, tal y como ya explicamos en el artículo Un buen orador, ¿nace o se entrena?

Esta fobia social es bastante democrática ya que afecta a todas las personas por igual, independientemente de la formación o del cargo profesional que ocupen. Tampoco importa el tipo de discurso que se tenga que hacer o las personas a las que te tengas que dirigir. Los miedos, la ansiedad y el nerviosismo aflorarán de igual manera tanto si se trata de un público profesional como si es familiar. Incluso profesionales acostumbrados al contacto social pueden sufrir una crisis en el escenario como vimos con el director de cine Michael Bay o con todo un presidente de BMW desmayándoseante su primera gran presentación en público.

6 pasos para superar la glosofobia

Como pasa con todas las fobias, el miedo a hablar en público es una patología irracional que está solo en la cabeza de quien lo sufre. Con esfuerzo, trabajo y dedicación es posible superar la glosofobia  e incluso aprender a relajarse y acabar disfrutando ante este tipo de situaciones:

  1. Prepara tu discurso. No tengas solo unos datos o un powerpoint. Asegúrate de tener una historia que contar, y ensaya las veces que haga falta imaginando el escenario y al público al que te dirigirás.
  2. Usa apoyos. Apóyate de una presentación con las ideas clave que te ayuden a seguir tu discurso y no perderte.
  3. Piensa en ellos primero. Adapta tu mensaje a la audiencia e interactúa con ellos para ganar en cercanía.
  4. Respira. Aprende a respirar antes de salir a escena para que puedas relajarte y minimizar los nervios. Recuerda que en la mayoría de los casos esos nervios no suelen ser percibidos por la audiencia, así que aprovecha para transmitir seguridad y confianza.
  5. Sé tú mismo. No intentes imitar a nadie o sobreactuar sobre el escenario, eso déjalo para los malos actores.
  6. Pide ayuda. Hasta los oradores más experimentados, los presidentes de las naciones más poderosas del mundo se apoyan en asesores o entrenadores para preparar sus actos más relevantes. No tengas miedo de pedir ayuda a un profesional para preparar tu próxima intervención.

Y si quieres aprender más sobre técnicas de comunicación y conocer a los mejores oradores no te pierdas los ocho discursos de la historia de España que te ayudarán a ser mejor orador o pídenos ayuda para tu próximo discurso.


Esperamos que te haya gustado " Glosofobia: el pánico a hablar en público ".
Ahora te toca a ti :
Comparte:
No olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.
Comunica: Si te interesa formarte o necesitas ayuda con tu comunicación personal en Elocuent podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros por teléfono: +34 916 307 552 , email:info@elocuent.com o en nuestras redes sociales.
También puedes darte de alta en nuestra newsletter para seguir recibiendo contenido gratuito:

Únete ahora a más de 10.000 seguidores elocuentes

Podrás recibir artículos y consejos como este en tu e-mail para acelerar tu comunicación

Recibido, has dado el paso para convertirte en uno los seguidores Elocuent que reciben contenido gratuito por email para acelerar su comunicación. Sigue las instrucciones en la siguiente ventana que se abra en tu navegador.

Somos la aceleradora de comunicación. Si quieres que te ayudemos personalmente a ti o a la entidad o empresa en la que colaboras, no dejes de contactar con nosotros en info@elocuent.com o +34 916 307 552 Mientras tanto puedes seguir consultando todo nuestro contenido o escuchando nuestro podcast www.hablahumano.com