marcarota

 

Uno. No tengas producto

Si no sabes nada, si no aportas nada, si no has trabajado nada, si no aprendes nada, si no piensas, si no creas…no tienes nada. Podrás maquillar pequeñas cosas y lanzar fuegos artificiales para atraer la atención, pero aquellos que acudan pronto descubrirán ese vacío y no volverán. Sin trabajo, esfuerzo, valores y creatividad, no puede existir una marca.

Pero también es cierto que mucha gente dedica tanto esfuerzo a trabajar, aprender, crear, construir y desarrollar, que olvidan que “su producto”, el resultado de tanto esfuerzo, no va a ser conocido solo. Productos maravillosos y que satisfacen necesidades básicas recurren a promocionar su marca. Tan malo es querer construir una marca vacía, como desaprovechar el esfuerzo y no añadir una capa de reconocimiento y comunicación al trabajo y esfuerzo. Muchas personas creen que no aportan nada, pero se sorprenden cuando encuentran que sí puede haber un objetivo y un público que esté interesado en lo que su sacrificio y esfuerzo puede aportar a otros. Basta con contarlo.

Dos. Piensa que no tienes una marca personal

Si no has emprendido el camino de cuidar tu marca personal, y piensas que tu “hoja de servicios” está limpia, te equivocas. Todos tenemos una imagen construida, un rastro de nuestras acciones, comentarios, textos o participaciones. Especialmente desde la llegada de las redes sociales y la proliferación de los buscadores.
Si dejamos que nuestra imagen esté en manos del azar o de los comentarios o impresiones de terceros, estamos sembrando el camino del desastre.

 

Tres. No tengas objetivos y estrategia a largo plazo

Si no se tienen unos objetivos personales o profesionales, difícilmente se puede tener una marca personal con fuerza y efectividad. Es recomendable tener objetivos a muy largo plazo y unos objetivos a un plazo menor (por ejemplo este año o dentro de los próximos doce meses) contra los que podamos medir nuestros resultados.

Además debemos tener una serie de objetivos de muy corto plazo que nos permitan medir si  estamos trabajando nuestra marca.

Por ejemplo un objetivo a corto plazo es mantener un número determinado de contactos personales o de actualizaciones de cada uno de nuestros canales. Un objetivo a medio plazo (1 o dos años) puede ser el tamaño de nuestra red de contactos cruzado con el número de contactos efectivos realizados. 

Cuatro. Gestiona tu marca exclusivamente en redes sociales

La facilidad y el volumen de información que generan estas redes pueden contribuir a un espejismo. No olvides mantener las relaciones personales: quedar a tomar un café, visitar, mandar una nota o llamar por teléfono. Muchos de nuestros contactos potenciales ni siquiera están en redes sociales o no prestan atención a sus contenidos y nada sustituye al encuentro personal.

Cinco. Olvida la consistencia y la repetición

Por ejemplo variando constantemente la denominación (naming) personal o sus métodos de contacto. ¿Estás usando multitud de denominaciones  en tus cuentas de correo, cuentas de redes sociales, firmas de correo?  Si es así estás renunciando a construir progresivamente una imagen vinculada a una denominación clara sobre ti.

Otro ámbito en el que mantener una disciplina es el de los temas sobre los que tratamos, hablamos, comentamos o informamos. Agregar nuevos temas abandonando súbitamente los que veníamos cubriendo es la mejor forma de deshacer el camino andado.

Seis. No dediques recursos a tu marca

No son necesarios recursos económicos, pero cada semana debes repasar si estás cumpliendo el tiempo que te habías propuesto dedicar a tu marca personal. Recuerda que se puede empezar por muy poco tiempo (30 minutos a la semana) e ir avanzando a dedicaciones mayores una vez adoptamos la disciplina y los propios resultados nos requieran más esfuerzo.

 

En definitiva: para construir o lanzar una marca personal se requiere tener base, objetivos, control, dedicación y consistencia para funcionar. 


Esperamos que te haya gustado " Seis maneras eficaces de destrozar tu marca personal ".
Ahora te toca a ti :
Comparte:
No olvides compartir este contenido en tus redes sociales para que otros puedan beneficiarse.
Comunica: Si te interesa formarte o necesitas ayuda con tu comunicación personal en Elocuent podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros por teléfono: +34 916 307 552 , email:info@elocuent.com o en nuestras redes sociales.
También puedes darte de alta en nuestra newsletter para seguir recibiendo contenido gratuito:

Únete ahora a más de 10.000 seguidores elocuentes

Podrás recibir artículos y consejos como este en tu e-mail para acelerar tu comunicación

Recibido, has dado el paso para convertirte en uno los seguidores Elocuent que reciben contenido gratuito por email para acelerar su comunicación. Sigue las instrucciones en la siguiente ventana que se abra en tu navegador.

Creador de Elocuent. Ayudo en comunicación y marca a personas, emprendedores y PYMES (a las grandes cojo el teléfono solo si son simpáticas). Si quieres convertirte en un gran comunicador navega ahora mismo por Elocuent o escucha nuestro podcast Comunicador(Prensa, Radio y TV), profesional de la Publicidad y 20 años en Consultoría de Comunicación y Reputación, fundando y liderando el que ha sido uno de los mayores grupos españoles(ImageGroup). Me han escuchado (a veces hasta hecho caso) grandes marcas y directivos - Nokia, Motorola, Telefónica, Cisco, Warner, ICEX,Diageo, L'Oreal, BlackBerry, Imaginarium, Ferrari, Acciona,... - también políticos, emprendedores, empresarios y personalidades públicas. A todos les conoces, en parte por mi culpa. Si no les conoces, también es culpa mía. Doy clases en escuelas de negocio -IESE, ICADE, IE, ENME,Escuela Europea de Negocios,Master Real Madrid, IIR, ADEN... - Universidades como IE University, Complutense. Imparto cerca de 100 sesiones y charlas al año, además de decenas de formaciones a ejecutivos y empresas,y me consultan de forma habitual desde diversos medios como RNE, Intereconomía, RTVE, El País, Expansión,Telemadrid,...